Las familias homoparentales en Venezuela ganan espacios dignamente con visibilidad

7 de abril de 2017

Venezuela avanza lentamente pero cada día ratifica que sin visibilidad no hay derechos y que los verdaderos cambios se construyen a pulso.

En Venezuela los cambios sociales y la naturalización de las Familias Homoparentales van ganando espacio de respeto con dignidad y visibilidad. Yaury Mejias Galarraga y Diórlin Toledo Romero, así como Yoha Hernandez y Jessica Polo construyen día a día sus espacios en Caracas y Valencia.

Yaury  y Diórlin acaban de  tener un niño y una niña de solo semanas que luchan por sus espacios y si bien la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en la Sentencia nº 1425-2016 del 05 de abril de 2016 Estado brindará protección sin distinción a la forma de conformación de la familia, incluyendo a los niños, niñas y adolescentes nacidos en familias homoparentales, siendo éstos sujetos de derecho y que gozan de todas las garantías consagradas a favor de las personas en el ordenamiento jurídico venezolano, al igual que cualquier otro niño que haya nacido dentro de una familia tradicional. Solo en el caso de gestación subrogada, Yaury nos aclara que si bien nuestra legislación no le  reconoce derechos como pareja cabe destacar que a nivel hospitalario y de atención a ellas y sus niños por parte de las instituciones de salud han recibido discriminación cero y en todos lados somos dos mamás.

Yessica y Yoha por su parte ya con una niña de casi 1 año son reconocidas activistas que en el estado Carabobo, convirtiéndose en referentes y punta de lanza de la visibilidad LGBT venezolana.

Venezuela avanza lentamente pero cada día ratifica que sin visibilidad no hay derechos y que los verdaderos cambios se construyen a pulso.

AMR

GRACIAS POR PERMITIRNOS SEGUIR

Ganando Espacios Dignamente

Comparte y participa:

Comentarios

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Menú
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.