Los obstáculos de la familia homoparental

26 de abril de 2016

El 26 de abril se celebrará el Día de la Visibilidad Lésbica, fecha en la cual las mujeres promueven sus derechos de contraer matrimonio con personas de su mismo sexo / Mariajosé Borrero Puerto La Cruz.- “Mi mamá me dice que si no vivirá con un padre no querrá conocer a mi hijo, porque ‘será gay’, igual […]

El 26 de abril se celebrará el Día de la Visibilidad Lésbica, fecha en la cual las mujeres promueven sus derechos de contraer matrimonio con personas de su mismo sexo / Mariajosé Borrero

Puerto La Cruz.- “Mi mamá me dice que si no vivirá con un padre no querrá conocer a mi hijo, porque ‘será gay’, igual que yo”.

Margarita vive desde hace siete años en España. En Venezuela trabajó como actriz en Rctv, pero al cerrar el canal tuvo que buscar otras oportunidades en suelo europeo. Su rutina actual gira en torno a las obras de teatro mientras madura la idea de concebir a un bebé con Andreína, su esposa. Solo esperan la aprobación de su familia.

“Queremos tener un hijo, pero bajo el visto bueno de nuestros parientes. Que sepamos que el niño o niña podrá viajar a Venezuela y jugar con sus abuelos con normalidad, como lo han hecho mis sobrinos. Que no sienta el rechazo que tuvimos nosotras al principio. Mi padre ya me pide un nieto, me dice que no importa lo que sea”, explica vía telefónica Margarita, de 36 años.

Ella y Andreína se fueron a España y se casaron hace cuatro años. Quieren concebir a través de la fecundación in vitro. Comentan que saben los pros y contras que puede tener la conformación de una familia en su situación.

El obstáculo familiar es sólo uno de los varios que se encuentran en el camino. La carencia de un marco legal que facilite esta opción en Venezuela, y el tabú que aún prevalece en la sociedad criolla, se suman al camino empedrado que deben transitar las familias homoparentales (padres del mismo género) en esta nación.

En el país no existen derechos de paternidad para parejas homosexuales, como en España, donde se contempla adoptar o concebir un hijo y registrarlo por los dos padres.

La socióloga Elizabetta Di Niscio indica que se trata de un tema inmerso en un problema sociocultural. “Se necesitará de políticas públicas para orientar a las personas. Además, también es necesario que los involucrados, en este caso los homosexuales, formen parte de esta educación. Que no tengan miedo y se responsabilicen más para que los entiendan”.

Territorio hostil
La socióloga, con más de 30 años de experiencia, asegura que hasta que existan “avances en términos de tolerancia y respeto, Venezuela no será un buen ambiente para que hagan vida las familias homoparentales”.

El psicólogo y especialista en familia, Juan Carlos Sanz, comenta que pasarán muchos años antes de que este debate se desarrolle seriamente en el país. “Si aún en Venezuela hay tabú al hablar de sexualidad, no se puede pedir que entiendan el matrimonio igualitario y, menos, a las familias no tradicionales”.

Afirma que si estos hogares homoparentales se forman en tierras criollas, deben prepararse “para que el niño enfrente en la calle los señalamientos y la sensación de paria (inferioridad)”. Para el especialista, uno de los primeros obstáculos a vencer es el alto nivel de prejuicios.

“Lamentablemente aquí se alaba al machismo, no entienden que dos personas del mismo género quieran darle amor a alguien y educarlo en una buena sociedad. Muchos piensan que esto es un tema de sexualidad, pero no, la familia trasciende lo sexual”, acota.

“¿Qué mal hacemos?”
“Quisiéramos que las personas que nos juzgan se pusieran en nuestros zapatos. Así podrían ver por lo que hemos pasado y entender la realidad. Si la mayoría quiere casarse y tener hijos, ¿qué mal estamos haciendo nosotras para que nos lo impidan?”, dice vía telefónica Oriana, de 26 años.

Ella y su pareja, quien prefirió mantener en reserva su nombre para este trabajo, viven en Caracas y tienen dos años y medio de relación. Ya se plantearon la idea de tener un hijo, pero las leyes venezolanas lo impiden. Además, han evitado esta conversación con sus familiares porque siempre genera discusiones.

Tienen pensando concebir a través de fecundación in vitro para que su hijo sea biológicamente de una de ellas. Ambas están conscientes de que para hacer este procedimiento deben salir del país.

“Si es por nosotras, el bebé se criaría acá, pero si no tendrá los derechos como los demás niños, no habrá un futuro sano para él o ella. Podríamos ir a Argentina o Colombia”.

Cuestión de valores
No son pocos los que cuestionan que las parejas homosexuales críen a un niño. Sanz comenta que, en este caso, lo más importante es tener una comunicación abierta.

“Sería algo similar al tema de la adopción. Decirles desde temprana edad que ellos son diferentes a los padres de sus otros amigos, pero que eso no debería afectarlo. Que son dos personas del mismo sexo que se quieren. Ahí el niño podrá ir entendiendo poco a poco”.

Di Niscio realza la importancia de los valores. “Siempre se ha hablado de una familia triangulada, como lo definimos los sociólogos. En Venezuela tenemos estadísticas que revelan que el papá muchas veces está ausente y es la mamá quien se encarga de la crianza. Así, ese triángulo del que se habla se rompe, se demuestra que esa no es la regla, por lo menos acá. Hay padres y madres que se quedan solos con sus hijos y salen adelante. Mientras en un hogar prevalezcan los valores, cualquiera tendrá el derecho de formar una familia”.

Sanz, quien ha atendido a familias homoparentales, añade que en esos casos es vital tener una figura paterna, en el caso de las lesbianas, y una materna, en el caso de los gays.

“El niño debe tener esa posibilidad. Que sepa que hay diferencias y que puede contar con esa persona para las orientaciones que necesite”.

La interacción con parejas heterosexuales también es un punto a tomar en cuenta, dice Sanz.

Según expone, esto ayudará a ambos lados. Cada uno podrá entenderse y respetarse y los niños verán que existen varios tipos de familias.

“Estas recomendaciones funcionarán si hay una buena estructura familiar. Se necesitan límites, normas, disciplina, una estructura jerárquica definida y valores”.

En Venezuela
Tanto Oriana y su novia en Caracas, como Margarita y Andreína en España, esperan que pronto en Venezuela puedan darse conversaciones sanas y abiertas sobre el tema.
Juan Carlos Sanz y Elizabetta Di Niscio ven la aceptación de las parejas gays muy lejana, pero esperan que poco a poco se muestre un nivel más elevado de tolerancia.

“Sabemos que sería imposible criar a alguien allá, a menos que lo encerremos para que no lo discrimen. Así que España es una buena opción porque las escuelas los educan acerca de este tema”, explica Andreína.

La pareja reflexiona sobre la familia en términos de valores, amor y responsabilidad; y se preguntan: ¿Por qué aún las personas heterosexuales las juzgan si es eso mismo lo que ellas quieren?

“Yo no tendría problema si mi hijo sale heterosexual o gay. Respetaría su decisión si eso lo hiciese feliz”, puntualiza Andreína.

Legalización
El proyecto de matrimonio igualitario aún no se ha discutido desde que fue llevado a la Asamblea Nacional en 2014, según comentó Giovanni Piermattei, presidente de la asociación civil Venezuela Igualitaria. Explicó que la diputada Tamara Adrián trabaja en un instrumento jurídico diferente, porque el Tribunal Supremo de Justicia cerró las puertas a esa iniciativa.

Caso
Giniveth Soto, Migdely Miranda y su hijo Salvador, se hicieron conocidos en la comunidad homosexual al casarse y concebir un hijo en Argentina en 2014, uno que no pudo ser presentado legalmente en Venezuela. Poseía visa de extranjero, pese a que sus madres eran venezolanas. Al ser asesinada Giniveth en diciembre de 2014, su niño no pudo recibir la herencia de su madre biológica. En septiembre de 2015 Migdely regresó a Argetina para poder criar a su hijo sola.

[!] Lea atentamente

Recuerde nuestra política de publicación de comentarios: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

http://eltiempo.com.ve/tiempo-libre/sociedad/los-obstaculos-de-la-familia-homoparental/217144

Comparte y participa:

Comentarios

comentarios

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.