Podría ser cerrado colegio que expulsó a menor de familia homoparental

NADIA VENEGAS

El instituto ubicado en la zona Cumbres podría hacerse acreedor a una multa que va de 2 mil pesos a 3 millones y hasta su cierre definitivo, en caso de no llegar a un acuerdo.ue expulsó a menor de familia homoparental

Monterrey.- • The Hills Institute podría ser clausurado por el caso de discriminación a una menor, afirmó la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Tras la primer audiencia de los implicados, Jorge Alberto Salazar, delegado de la dependencia en Nuevo León, afirmó que de no llegar a un acuerdo, comprobarse faltas a la Ley Federal de Protección al Consumidor, así como que existan más afectados, se le daría al instituto una sanción, que iría desde lo económico hasta ordenar un cierre definitivo.

 

Esto sólo sería como una pena máxima, explicó el funcionario federal, pues la mayoría de las sanciones son económicas y sólo se aplica si no se llega a un acuerdo en alguna de las tres audiencias que marca la Ley y hay reincidencias en las faltas que se comprueben.

"Esperemos que lleguen a un acuerdo, porque ese es el objetivo de la Profeco", expresó Salazar, "hay sanciones que van desde los 2 mil pesos hasta los 3 millones de pesos, dependiendo la gravedad del asunto".

"La ley marca que cuando hay reincidencia en los malos tratos o que cause perjuicio a la sociedad, con todo ese tipo de cosas se podría llegar a una clausura, pero yo no puedo determinar porque es la primer audiencia".

Agregó que la labor de la dependencia es resolver el conflicto de si se violó un estatuto de la Ley en la que se establece que no se puede negar un servicio por condiciones como las preferencias sexuales.

"La ley es muy clara de que no se puede negar el servicio por ciertas condiciones, por raza o religión o por preferencias sexuales, pero dentro del expediente, puede haber muchas explicaciones y pruebas que tendremos que valorar", refirió.

El 20 de septiembre MILENIO publicó que a tres semanas de haber iniciado clases, una menor fue expulsada del colegio, ubicado en la zona Cumbres del municipio de Monterrey, por ser hija de una pareja homosexual.

A la primera audiencia acudieron Pepe y Alex, padres adoptivos de Alejandra; mientras por parte del Instituto, el abogado César Leza y el contador Alonso García, ellos fueron atendidos por Maximiliano Camarillo, conciliador personal de la Profeco.

Tras la audiencia, los padres adoptivos señalaron que buscarán que se llegue a la aplicación de las sanciones para el Instituto con el fin de disminuir la discriminación a homosexuales.

"Queremos sentar precedente", dijo Pepe, "queremos ante Profeco exigir que se le hagan sanciones al instituto".

Fuente: http://monterrey.milenio.com

Publicidad
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com