Informe sobre la Violencia contra las Mujeres en Venezuela

El Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres (OVDHM), en su labor de contribución al conocimiento de la realidad de la vida de las mujeres en el país y el estado del ejercicio de sus derechos, publica una serie de informes sobre los resultados de investigaciones realizadas en el marco de los módulos que conforman el OVDHM. Desde aquí puede acceder al documento producido por el módulo \\\\\\\"Violencia contra las Mujeres\\\\\\\".

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres reitera la necesidad de avanzar en la búsqueda de mecanismos que permitan erradicar esta forma de vulneración del derecho de todas y todos a una vida libre de violencia y, a partir de los resultados de la investigación realizada en el Módulo Violencia contra las Mujeres, puntualiza como aspectos más relevantes del tema:

a) La Ley Orgánica del Derecho de las Mujeres a Vivir una Vida Libre de Violencia (LODMVLV, 2007) establece la aplicación inmediata de las Medidas de Protección y Seguridad en casos de violencia contra la mujer a través de los órganos receptores de denuncias (sin consulta y transitorias) y las Medidas Cautelares desde los Tribunales de Violencia contra la Mujer. Muchas veces ambas medidas no se aplican por falta de capacitación de funcionarios/as y/o por la existencia de prejuicios en la atención de mujeres víctimas de violencia.

b) Existe información sobre irregularidades en el proceso de recepción y desarrollo de las denuncias, algunas veces por falta de recursos económicos y materiales específicos para dicha aplicación. También se conocen dificultades para la atención por deterioro de servicios públicos y recorte de financiamientos a organizaciones no gubernamentales (ONG) no afectas ideológicamente al gobierno.

c) La nueva Ley Orgánica crea los Tribunales de Violencia Contra la Mujer y sus Equipos Multidisciplinarios, entre otros instrumentos, pero se mantiene sin plena aplicación y sin evaluación. También se han creado nuevos Institutos Regionales, Despachos Fiscales y otros centros de atención y prevención en el ámbito nacional que pudiesen apoyar la aplicación de la nueva Ley.

d) Una de las fallas encontradas en la aplicabilidad de la Ley es la solicitud obligatoria de los informes psicológicos a todas las mujeres, una desviación que obstaculiza la continuación de la investigación. Se observa, además, incoherencia entre la Constitución, el Código Penal y la Ley Orgánica mencionada, conjuntamente con los Acuerdos Internacionales suscritos por Venezuela sobre el problema de violencia contra la mujer y la vulneración de sus derechos.

e) Hay fallas importantes en la difusión masiva de manera permanente de la Ley, así como ausencia de reglamento y/o protocolo de aplicación con sus respectivos talleres de inducción. Tampoco se conoce un Plan Nacional sobre el tema, que incluya su evaluación y seguimiento.

f) Existen grandes obstáculos para el enjuiciamiento y penalización de los autores de violencia contra mujeres, por insuficiencias de los Tribunales de Violencia Contra la Mujer, como diferimientos injustificados de audiencias, carencia de instituciones y/o programas para la reeducación de los hombres maltratadores y ausencia de sitios de reclusión con las condiciones adecuadas para el cumplimiento de las sanciones, lo que provoca el sobreseimiento de las denuncias o su archivo definitivo.

g) El acceso a la asistencia letrada es insuficiente para las mujeres de todas las regiones. Las citas para apoyo y asesoría, tanto legal como psicológica, son retardadas, tanto por parte de entes gubernamentales como de las ONG que se encuentran atestadas de casos, aunque existen ayudas telefónicas 24 horas de atención en crisis, asesoría legal e información gubernamental en el ámbito nacional.

h) La carencia de recursos financieros y de voluntad política en el área gubernamental para diseñar y aplicar planes concertados con ONG para la capacitación masiva y sostenida en esta materia es evidente. Evaluaciones conocidas de las capacitaciones realizadas a funcionarios/as por el ente gubernamental, en especial, son inexistentes. Como ejemplo de ello, aún se mantiene en muchas partes y órganos Receptores de Denuncia del país el acto conciliatorio erradicado de la Ley gracias a la lucha de las ONG. Así como experiencias de capacitación insuficientes, que no inciden en los mitos y creencias asociados a la violencia contra las mujeres, no continuas ni mantenidas en el tiempo; a lo que se agregan cambios permanentes del personal jurídico y policial.

i) El Instituto Nacional de Estadística (INE) creó en 2007 una Mesa de Violencia contra las Mujeres, que actualmente se encuentra en la etapa de llenado de fichas técnicas, con una significativa tardanza en llegar a los productos esperados, teniendo en cuenta la urgencia de obtención de datos. Por otra parte, en varias oportunidades ha habido prohibición pública expresa en el suministro de datos gubernamentales y/o dificultad en la obtención de datos sobre violencia contra las mujeres. Sólo se consiguen datos de prensa producto de eventos puntuales.

j) Las ONG, de acuerdo con las Bases Constitutivas del Sub-Comité de Género del INE, son sólo Miembros Eventuales. No se cuenta entonces con datos centralizados sobre la violencia contra la mujer, ni de los casos detectados/reportados, ni de las actividades y resultados de los planes y proyectos desarrollados desde el ente gubernamental especializado en la materia.

Informe. Bajar Archivo
http://www.fundacionreflejosdevenezuela.com/noticias/archivo/INFORME%20CEDAW%20Cisfem%202009..pdf

Publicidad
Alianzas

asociaciones y organismos
Diseño y desarrollo:

CET de los Altos

www.cetdelosaltos.com