Proyecto: Somos

Extraña conducta discriminadora

14, junio 2009

Somos… orgullosos de ser y por eso este mes extraño, pero de cuento en cuento, y por ahí reviento… Había una vez, en un pueblo, una familia, con abuela y dos niños; la niña y un… El caso es que la niña casada estaba, lejos y acomodada.


Somos

Extraña conducta discriminadora

Extraña conducta discriminadora. Extraño les parecerá un cuento en esta columna, sin embargo lo escribí como para poder reflexionar sobre qué nos lleva a la absurda y extraña conducta discriminadora. Somos orgullosos de ser y por eso este mes extraño, pero de cuento en cuento, y por ahí reviento.

Había una vez, en un pueblo, una familia, con abuela y dos niños; la niña y un… El caso es que la niña casada estaba, lejos y acomodada. Un chico, a su abuela, siempre le daba compañía y consuelo. Era gay y en el pueblo pequeño lo molestaba a cada rato.

Un día no pudo más… y a su abuela se lo tuvo que contar:

“Soy gay abuelita…”, ella extrañada preguntó “¿Qué es eso mi hijito?”… “.

Bueno abuelita que me gusta andar con chicos de mi mismo sexo”

La abuelita con gesto de no entender, le dijo muy seria:

“Y a mi qué mi importa mi niño”. Un silencio largo y extraño entre los dos sucedió y al rato la abuela por fin habló.

“Hijo yo también algo te tengo que contar…”;

“Dime abuelita, ¿qué será?” y ella seria respondió “que desde que viejita soy a mi me gusta andar con gente de mi misma edad”.

Leer más: Discriminación, el arte de generalizar.

Extraño les parecerá un cuento en esta columna

Sin embargo lo escribí como para poder reflexionar sobre qué nos lleva a la absurda y extraña conducta discriminadora. Somos iguales por pertenecer al reino animal, a los seres humanos, al hecho de pertenecer a una variada y estupenda diversidad sexual y que además de esto tengamos uno y otro género.

Si lo percibimos así, comprendemos que no vale la pena ver las diferencias sino vivir con ellas. Estudios recientes determinan que en más de un millón de personas, encontraron que en un 99.9% de sus cuerpos existen un sin fin de microcélulas que nos hacen exactamente iguales unos a otros y que un maravilloso y grandioso 0.1% nos hace distintos.

Caigo en cuenta con esto que es incomprensible, que esa parte, tan solo esa minúscula partecita, sea la que nos hace diferentes, divertidos y sin embargo es por ella que somos discriminados.

Aquí cabe una última reflexión, ¿cuál será la micropartícula que a mí/ a ti nos hace diferentes? ¿Ella será suficiente como para que me/nos discriminen?. Todos somos diferentes ¿por qué entonces los homosexuales, transexuales, discapacitados, son los escogidos?, ojala pudiéramos siempre recordar que todos… sí todos somos…

Autor: Elena Hernáiz L.

Fundación Reflejos de Venezuela

16 de Junio 2007.


Comentarios

comentarios

COMPARTE

Follow by Email
Facebook
Google+
https://www.fundacionreflejosdevenezuela.com/extrana-conducta-discriminadora">
Twitter
Instagram
observatoriolgbtve

observatoriolgbtve

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.